RSS

Pastel de berenjena negra y manzana a la miel



Hoy traigo un plato de lo más original. Es una mezcla de berenjena, manzana, queso caliente y huevo, todo ello con un toque a miel y sésamo realmente irresistible. El queso podéis usar el que queráis. 


He de reconocer que cuando hice esta receta, fui viendo lo que salia sobre la marcha y, que el sésamo tiñiera las berenjenas de negro fue una sorpresa. Pero luego, ¡quedaba genial con los colores claros de los demás ingredientes! 

Hacer esta receta para poner a los invitados y alucinarán con esta receta tan original y sabrosa.

Ingredientes:
2 berenjenas
2 manzanas de vive la fruta
Queso en lonchas
huevo


Elaboración:

En primer lugar cortas las berenjenas con la piel en tiras muy finas. Para que luego se hagan mejor y lo pones sobre agua para que pierdan el amargor.



Corta las manzanas en tiras finas también y las reservas.


En un bol, pones media taza de aceite, con bastante sésamo negro y miel. Mézclalo todo bien y pon las berenjenas en ese bol.


Una vez estén ahí, lo mezclas todo bien para que las berenjenas cojan el sabor de esa mezcla y lo echas a la sartén.



Vas dejando que se doren poco a poco y, el sésamo negro dará el color a las berenjenas, que se tornarán en un asombroso negro.



En otra parrilla pones las tiras de manzana y las doras un poco, hasta que estén hechas y cuando estén listas las reservas.



Pones un huevo a freír con un poco de aceite y sal y mientras se hace, enmolda en un bol una capa de manzana y otra de berenjena y luego lo pones en un plato en el centro.


En una sartén calienta queso en lonchas hasta que se tueste y lo pones por encima de la mezcla y, por último pones el huevo.




Tendrás un plato sano, con una mezcla de sabores irresistible y delicioso.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Pasta con pollo y salsa de champiñones



Hoy traigo una pasta agridulce cremosa y deliciosa. Son macarrones con pollo, cebolla caramelizada y queso, una mezcla increíble al paladar. ¡Os gustará a toda la familia!


Giovanni Rana me envió unos raviolis y salsas riquísimos, pero como juntar ambas me parecía muy típico voy a demostrar cómo estas salsas se pueden hacer con pasta también y que quede deliciosa.


Además he usado pasta integral de Eco Salim. Tiene un sabor muy bueno e intenso, mucho más que cualquier pasta normal. Os la recomiendo sin lugar a dudas. Además la textura es mucho más agradable cuando la comes.


Ingredientes: (4 personas)

250 gramos de pollo
150 ml de nata liquida ligera
Sabanitas de queso light



Elaboración:

En primer lugar, salas los filetes de pollo y los pones a hacer a la plancha con un poco de aceite. 


Pon agua con sal y un poco de aceite en una cazuela a fuego máximo y espera a que hierva.

Echa la pasta y déjala cocer unos 15 minutos. Yo siempre la pruebo para comprobarlo pero, en general la pasta integral tarda más tiempo en cocerse por lo que necesitarás 15 minutos más o menos para que se hagan.



Cuando los filetes de pollo estén a tu gusto, sácalos y resérvalos en un plato. Cuando estén un poco fríos los cortas en trozos pequeños.




Echa la nata en una cazuela pequeñita y la salsa de champiñones. Mézclalo bien y ponlo a cocer a fuego lento. El objetivo es que ambas se fusionen para que quede una salsa de champiñones más suave y para más cantidad de pasta.




Cuando la pasta esté preparada, la escurres y la reservas. Cuando esté preparada la salsa juntas todo: salsa, pollo y pasta.  Deja que todo se junte bien.



Luego pones cebolla caramelizada en el plato, lo remueves un poco y por encima pones sabanitas de queso. Puedes elegir si meterlo al horno o al microondas, pero con el grill, para que el queso quede gratinado y crujiente.




 O, si te gusta el queso blandito y que se mezcle con la pasta, en lugar de en el grill lo puedes meter en el microondas un minuto.



¡Un plato de pasta delicioso y con un toque agridulce, como a mí me gusta!


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Risotto de brócoli e higos chumbos



Hoy traigo un rissotto muy original y agridulce. Es una combinación deliciosa de arroz cremoso con brócoli, gambitas e higos secos. Tus invitados alucinarán cuando prueben una cucharada de este plato tan sabroso.

Ingredientes:

1 brócoli grande
Gambitas
Higos chumbos
1 vaso de albariño de Agro de bazán
Mantequilla
Queso en polvo granna padano
agua



Elaboración:

Pon el caldo de pollo en una cazuela y lo dejas que se caliente a fuego muy lento. Para que se mantenga caliente durante todo el proceso de hacer el arroz.


En una sartén pon un poco de mantequilla y dejas que se descongelen un poco las gambitas. Mientras pica el brócoli en trozos muy pequeñitos.




Echa el vino sobre las gambas y deja que se reduzca un poco, echa también el arroz y deja que durante un minuto se empape del vino.


Pica los higos chumbos en trocitos pequeños y resérvalos.


Luego ve poco a poco echando cucharones grandes del caldo de pollo. Que haya siempre caldito para que no se pegue pero no demasiado para que el arroz no se ahogue. Ve dándole vueltas poco a poco. Tras dos o 3 cucharones, echa el brócoli y los higos.


Cuando acabes con todo el caldo echa un vaso o vaso y medio de agua en un par de veces. Para que se haga del todo.


Prueba el arroz si está listo deja que se absorba todo el líquido. Luego echas dos cucharadas de mantequilla y lo remueves todo bien.


Echa el queso en polvo y haz lo mismo, remuévelo todo de forma proporcional para que todo se una bien.


Sírvelo en un plato  y si lo deseas echa un poco más de queso en polvo.



¡tendrás un plato delicioso y original, de lo más agridulce!


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS